Poder, autoridad y trascendencia del liderazgo basado en valores

La teoría del liderazgo situacional de Hersey y Blanchard es un modelo que describe cómo un líder debe adaptar su estilo de liderazgo a la situación o nivel de madurez del equipo o individuo que está siendo liderado. Esta teoría sugiere que no existe un estilo de liderazgo universalmente efectivo, sino que el éxito del liderazgo depende de la habilidad del líder para adaptarse y responder a las necesidades de los seguidores.

La teoría del liderazgo situacional se basa en dos dimensiones principales: el nivel de madurez del seguidor y el estilo de liderazgo del líder. El nivel de madurez se refiere a la capacidad del seguidor para asumir responsabilidades y tomar decisiones, mientras que el estilo de liderazgo se refiere a la forma en que el líder se comunica y toma decisiones.

Según esta teoría, un líder debe adaptar su estilo de liderazgo para satisfacer las necesidades de los seguidores en cuatro niveles de madurez: bajo nivel de madurez, moderado nivel de madurez, alto nivel de madurez y nivel de madurez muy alto. En cada nivel, el líder debe adoptar un estilo diferente que corresponda a las necesidades y habilidades del seguidor.

La teoría del liderazgo situacional es útil para los líderes porque les permite identificar el nivel de madurez de sus seguidores y adaptar su estilo de liderazgo para maximizar la eficacia. Al hacerlo, los líderes pueden ayudar a desarrollar las habilidades y competencias de los seguidores, lo que a su vez puede mejorar la productividad y la efectividad del equipo.

La teoría del liderazgo situacional.

La teoría del liderazgo situacional de Hersey y Blanchard se enfoca en la idea de que no existe un solo estilo de liderazgo que sea efectivo en todas las situaciones. En cambio, los líderes deben ajustar su estilo de liderazgo a las necesidades de sus seguidores y a la situación en sí misma.

Los cuatro estilos de liderazgo situacional:

1. Directivo: Los líderes directivos son aquellos que proporcionan instrucciones claras y específicas a sus seguidores y supervisan de cerca su desempeño. Este estilo se utiliza mejor cuando los seguidores son nuevos en una tarea o cuando la tarea es altamente estructurada.

2. Persuasivo: Los líderes persuasivos son aquellos que tratan de convencer a sus seguidores de que hagan algo en particular. Este estilo se utiliza mejor cuando los seguidores tienen cierta experiencia en la tarea pero aún necesitan orientación.

3. Participativo: Los líderes participativos son aquellos que colaboran con sus seguidores para tomar decisiones. Este estilo se utiliza mejor cuando los seguidores tienen experiencia en la tarea y están motivados para trabajar en ella.

4. Delegativo: Los líderes delegativos son aquellos que permiten que sus seguidores tomen decisiones y asuman la responsabilidad de su propio trabajo. Este estilo se utiliza mejor cuando los seguidores tienen experiencia en la tarea y están altamente motivados.

El modelo de madurez de los seguidores:

Además de los cuatro estilos de liderazgo situacional, la teoría de Hersey y Blanchard también incluye un modelo de madurez de los seguidores. Este modelo se basa en la idea de que los seguidores tienen diferentes niveles de competencia y compromiso con una tarea.

Según este modelo, los líderes deben ajustar su estilo de liderazgo al nivel de madurez de sus seguidores.

Los cuatro niveles de madurez de los seguidores:

1. Nivel de madurez 1: Los seguidores tienen poca experiencia y poca competencia en una tarea, y también tienen poco compromiso con la tarea.

2. Nivel de madurez 2: Los seguidores tienen algo de experiencia y competencia en una tarea, pero aún no están completamente comprometidos con ella.

3. Nivel de madurez 3: Los seguidores tienen una gran cantidad de experiencia y competencia en una tarea, y también están altamente comprometidos con ella.

4. Nivel de madurez 4: Los seguidores tienen una gran cantidad de experiencia y competencia en una tarea, y también están altamente comprometidos con su trabajo y su organización.

A medida que los seguidores pasan de un nivel de madurez a otro, los líderes deben ajustar su estilo de liderazgo para satisfacer sus necesidades cambiantes.

El liderazgo según Ken Blanchard

Hablemos sobre el liderazgo según Ken Blanchard en el contexto de la teoría del liderazgo situacional de Hersey y Blanchard. Blanchard es conocido por su enfoque en liderazgo situacional, que se centra en adaptar el estilo de liderazgo a las necesidades específicas de cada situación.

Blanchard propone que los líderes deben ser flexibles y capaces de cambiar su estilo de liderazgo dependiendo de las necesidades de su equipo y la situación en la que se encuentran. Según Blanchard, no existe un estilo de liderazgo universal que funcione en todas las situaciones. En su lugar, los líderes deben evaluar la situación y adaptar su estilo de liderazgo en consecuencia.

Blanchard también enfatiza la importancia de la comunicación y la retroalimentación en el liderazgo efectivo. Según él, los líderes deben establecer una comunicación abierta y honesta con su equipo y proporcionar retroalimentación constante para ayudar a los miembros del equipo a mejorar y crecer.

La teoría del liderazgo situacional de Hersey y Blanchard es una herramienta valiosa para cualquier líder o gerente. La clave para aplicarla correctamente es adaptar tu estilo de liderazgo a las necesidades de tus subordinados y la situación actual.

Recuerda que no hay un estilo de liderazgo perfecto para todas las situaciones, lo que funciona en una situación puede no funcionar en otra. Por lo tanto, es importante estar dispuesto a cambiar tu estilo de liderazgo según la situación.

Para identificar el nivel de madurez de tus subordinados, presta atención a su competencia y compromiso en una tarea determinada. A partir de ahí, puedes seleccionar el estilo de liderazgo más adecuado: directivo, orientado a las tareas, orientado a las relaciones o delegativo.

No subestimes la importancia de la retroalimentación constante. Asegúrate de revisar regularmente el desempeño de tus subordinados y estar disponible para responder a cualquier pregunta o preocupación que puedan tener.